Sagunto Burgos Camino de Santiago 6ª etapa - SAGUNTO BURGOS (Camino de Santiago)

   DE   COMPOSTELA
DE  SAGUNTO   A   SANTIAGO
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sagunto Burgos Camino de Santiago 6ª etapa

ETAPAS

6ª ETAPA CAMINO DE SANTIAGO, SAGUNTO A BURGOS
ENLACE CON EL CAMINO FRANCES

DE SARRIÓN A PUEBLA DE VALVERDE



Ya en tierras Aragonesas, iniciamos la 6ª etapa desde Sarrión a la Puebla de Valverde, en la comarca de Gudar Javalambre. La localidad de Sarrión, pertenece a la Provincia de Teruel, esta a 991 metros de altura sobre el nivel del mar, iremos ascendiendo progresivamente pasando por la cuota de los 1240 metros.

Buceando en el tiempo, los historiadores, llegaron a la conclusión que Sarrión se remonta a la época celta ya que se han encontrado asentamientos y restos en el Quemao. También se cita a Don Rodrigo Días de Vivar,  el Cid campeador,  a  su paso  por estas tierras, con dirección a Valencia, en aquella época romana, ya existía un camino que venia de Calatayud (entonces conocida como Biblilis) cruzaba el pueblo de Sarrión y se dirigía a Sagunto.

Sarrión fue una ciudad donde se libraron grandes batallas en todas las épocas, En el siglo XIII, la población fue arrasada completamente, pasados 200 años Sarrión volvió a reconstruirse, vio enfrentamientos que llegaban desde la capital Teruel... Casi en nuestros días, los carlistas invadieron la ciudad: el 9 de Mayo de 1843, un batallón de soldados volaron seis de los siete portales. También fue plaza a destacar en la Guerra Civil Española.
Hoy en día, sólo el Portal de Teruel queda en pie, para el recuerdo de otros tiempos.
Definitivamente, la situación geográfica de Sarrión lo convirtió en desgraciado punto de encuentro y de batallas.
Sarrión es otra de esas localidades que vale la pena recorrer con tranquilidad, andando por sus callejuelas, pasando por su Ayuntamiento ubicado en un bonito edificio, sito en la plaza principal, donde también está la Iglesia de San Pedro, del siglo XVI, al pasar por el PORTAL DE TERUEL.

una de las siete puertas con las que contaba el recinto amurallado de la villa, en el siglo XIII, XIV, nos impregnamos de historia, podemos oír el golpeteo de los cascos de los caballos y los gritos de los guerreros retumbando en sus estrechas calles. La parte superior del portal, encontramos una capilla con la virgen del Pilar, se encuentra en buen estado de conservación, es monumento Histórico desde 1982.
En esta ocasión iniciamos el camino tres peregrino, Juan Ramón, también conocido como Juanra, Pedro, habitual en este camino y el que suscribe.
Buscamos la Avenida Goya y desde ese punto nos encaminamos con dirección a la gasolinera, o en su defecto con dirección a la estación del ferrocarril, salimos de la población por la carretera comarcal, luego la dejamos y continuamos siempre de frente


dejamos el camino que va a la estación a nuestra izquierda, nosotros seguimos de frente y llegamos a la gasolinera, a nuestra derecha nos acompaña la Autovia Mudéjar, pasamos la gasolinera, a kilómetro y medio, nos encontramos un desvío a nuestra derecha que va a cruzar el puente bajo la autovía, seguimos el camino por la izquierda, estamos en el camino viejo de Sarrión, desechamos todos los caminos que salen a nuestra derecha y vamos paralelos a la autovia, son las 20,03 horas, ante nosotros se deja ver el crepúsculo, espectacular y magnético, visto desde el camino, nos ofrece una visión única, sobre todo cuando el sol besa las crestas de Javalambre, también nos recuerda que la luz se nos va y que seguramente tendremos que echar mano de nuestros
.......
frontales, hemos recorrido casi tres kilómetros, y tenemos por delante 13 kilómetros más, a una media de 5 kilómetros hora, llegaremos a la 10, 30, de la noche, salvo algún imprevisto.

.- Muchachos sacar los frontales.- Frontales no llevamos frontales, me contestan..- como que no lleváis frontales, un buen montañero no le falta nunca el frontal en la mochila. .- no te preocupes, me dice Pedro, la noche será clara ya que hoy tendremos luna llena.

Echo un vistazo al cielo y efectivamente la luna se deja ver con toda su luminosidad, el cielo está raso completamente.

Pasamos por un aljibe que dejamos a nuestra derecha, en todo momento podemos ver las flechas que nos indican el camino,menos cuando oscurece, continuamos andando y vemos varios desvíos a la izquierda que cruzan la autovia, nosotros continuamos de frente, pasamos por una finca trufera que queda a nuestra derecha, continuamos el camino y nuevamente hay un desvío a la izquierda, nosotros continuamos nuestro camino siempre de frente, siempre llevaremos la A-23 a la izquierda hasta llegar a la Puebla, a nuestra izquierda dejamos la casa de Corregitanos,

luego de caminar 750 metros, salen a nuestro paso las casas de las balsillas quedan a nuestra izquierda, cruzamos el barrando de la ballomba, ya son las 21 hora,  poco a poco vamos ganado altura, la oscuridad de la noche cae sobre nosotros como un suave manto, el silencio nos envuelve haciendo la noche misteriosa, escuchamos nuestros pasos y el canto de las aves nocturnas, el ladrido de los perros y la suave brisa que acaricia la copa de los árboles, el cielo esta limpio, ni una nube, la luna como dijo Pedro, llena, emite una luminosidad suficiente para andar sin la luz del frontal, miles de estrellas se ven en el firmamento, brillando con luz titilante poblando el firmamento. No hay contaminación lumínica, en mi época de navegante, por las noches en la cubierta del velero, pasaba largos momentos identificando las estrellas,  hoy les explico a mis compañeros como se localiza la estrella Polar, la vía Láctea se distingue nítidamente sobre nuestras cabezas, resultado de la luz que nos emiten millones de estrellas, que como un reguero de diamantes, nos marcan el camino a Santiago de Compostela.

Vamos andando por una zona despejada y relativamente llana, hablando de la suerte que tenemos de estar aquí y en esté momento, con perfecta armonía con la naturaleza.
La naturaleza de día o de noche siempre es bella. Pasamos por varias masías, según mi GPS es la masia de Piquer que queda a nuestra derecha. En algún punto cercano a estas masías, oímos a varios perros que se acercan a toda velocidad hacia nosotros, no los podemos ver con claridad, solo distinguimos unos bultos en la noche, nosotros nos reagrupamos y damos algún grito que otro, ya que estan a menos de un metro, finalmente los perros desisten de su intento de devorarnos y nosotros con los pelos como escarpias seguimos nuestro camino.
Como dice el dicho no hay mal que por bien no venga, pues hemos aumentado la media por kilómetro, pasamos las casas de Balsón, un kilómetro más adelante dejamos a nuestra derecha la masia de los Santos, desde las casas de blason, desechamos los dos cruces que salen a nuestro encuentro, nosotros vamos siempre de frente, desde el ultimo cruce que lleva a pasar la A-23 por debajo andamos de frente 250 metros y tenemos 2 opciones, si nos desviamos por la izquierda, pronto salimos a la carretera comarcal que a su vez nos lleva a la Puebla, nosotros nos equivocamos y seguimos de frente, por lo que nos enmarañamos en los caminos.

.Finalmente divisamos unas luces, tras nuestras deliberaciones llegamos a la conclusión que son las luces de la Puebla de Valverde, como el plano no lo vemos bien y el trak no lo llevo en el GPS ya que soy la segunda persona que pasa haciendo esté trayecto después de Luis Miguel Bona, parece que nos liamos un poco, finalmente llegamos a la carretera comarcal que nos lleva a la Puebla.
Son las 22,10 no vemos ni un alma por el pueblo, decido llamar por teléfono a la Fondita de la estación donde tenemos reservado para dormir, nos comentan que están a casi dos kilómetros del pueblo, pero que no nos preocupemos, nos esperan, les pregunto por la cena, sin problemas, me contestan nos prepararan lo que sea. Nuestros estómagos nos reclaman, están completamente desatendidos, pero les mandamos un mensaje a través de nuestro celebro diciéndole que la recompensa está a 20 minutos escasos.
..
Finalmente llegamos a las 22,45 a la Fondica de la estación, situada justo en el paso de la vía verde. Entramos por la puerta que da al bar, la jente que queda cenando se extraña al vernos llegar, entre sudorosos y cansados, nos damos una ducha rápida y nos disponemos a cenar, mañana nos esperan 27 kilómetros hasta Teruel.



Mañana será otro día


 

Contador Gratis
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal